REVISIÓN DE EXTINTORES

Los extintores constituyen el principal sistema de prevención contra incendios. Su fórmula química combate eficazmente el fuego. Debido a la composición química de los extintores se hace necesario que periódicamente se tengan que someter a una revisión de mantenimiento para evaluar su efectividad. Estando en buenas condiciones, su empresa o su hogar estarán a salvo ante un incendio.

Revisión del extintor

Una vez al mes: Es recomendable sacudir el extintor una vez al mes. Esto evita que el polvo del interior se asiente o se apelmace. Debes quitar el extintor de la ubicación donde se almacena y agitarlo hacia arriba y abajo durante al menos dos minutos. También es necesario llevar a cabo una inspección del extintor, que consistirá en asegurarse que la unidad esté disponible, operativa y completamente cargada.

Cada 3 meses: es importante comprobar la buena accesibilidad, el buen estado de conservación, los seguros, los precintos de seguridad, las inscripciones y la manguera. Se comprueba el estado de carga del extintor (peso y presión), el estado de todas las partes mecánicas (boquilla, válvulas, manguera, etc.).

Una vez al año: se verifica el estado de carga del extintor (peso y presión). Se comprueba también la presión de impulsión del agente extintor, el estado de la manguera, la boquilla o lanza, las válvulas y todas las partes mecánicas del extintor.

A los 5 años: a partir de la fecha de timbrado del extintor, se hace una prueba hidráulica, (y por tres veces máximo) se retimbrará el extintor de acuerdo con ell Reglamento de aparatos a presión sobre extintores de incendios, pues la vida útil de cualquier tipo de extintor es de maximo 20 años.